fbpx

¿Qué es la Carboxiterapia?

Es la inyección  terapéutica de pequeñas dosis de un gas llamado anhídrido carbónico (CO2), por vía intradérmica o subcutánea, pudiendo variar el plano de administración de  superficial a profundo según el caso a tratar u el objetivo terapéutico previsto.

El tratamiento con carboxiterapia es una técnica invasiva por lo que debe ser aplicado SIEMPRE por un médico.

 

¿Para qué se utiliza?

Se utiliza  para mejorar la microcirculación sanguínea (vasodilatación y angiogénesis),  en las insuficiencias circulatorias periféricas, ulceras vasculares y para tratamientos médico estéticos. Produce  una acción lipolítica en las adiposidades  localizadas y en el tratamiento de la celulitis.

Debido a que aumenta la micro‐circulación puede ser indicada para mejorar cicatrices, estrías y mejorar la flacidez  corporal.

Se utiliza también como tratamiento complementario  de la lipoescultura.

 

¿En qué consiste  el tratamiento?

Consiste en micro-inyecciones de CO2 (dióxido de carbono) en la zona a tratar, mediante una aguja de muy pequeño calibre (30G ½ -31g ½) conectada a una aparato o pistola  que  distribuye el gas de manera controlada, regulando la cantidad o volumen, la velocidad de flujo   y el tiempo de infusión.

La inyección del gas  produce un efecto vasodilatador que aumenta el flujo sanguíneo y un efecto mecánico con distensión del tejido subcutáneo (ruptura de la membrana de los adipocitos, despegamiento de los tejidos blandos  y reducción de fibrosis).

 

¿Este gas es peligroso para la salud?

Es un gas estéril  muy seguro. No es un gas tóxico ni embolizante.

No representa ningún peligro, porque es el gas que elimina  nuestro cuerpo durante  respiración.

 

¿Se puede combinar con otros tratamientos?

Los tratamientos corporales suelen ser  de 10 -20  sesiones y se pueden combinar con otros tratamientos corporales como: mesoterapia, masajes, radiofrecuencia, ondas de choque, presoterapia, drenaje linfático,  etc.

 

¿Cuánto dura cada sesión de tratamiento?

Las sesiones tienen una duración aproximada de 20 a 30 minutos  y se pueden realizar 1 ó 2 veces por semana, según el caso.

 

¿Cuáles son los efectos secundarios o complicaciones?

Las posibilidades de producir efectos secundarios son  muy escasas, pero  no  pueden descartarse  completamente.

Los pacientes  pueden presentar  dolor según el grado de sensibilidad. Persistencia prolongada del gas en la zona durante unas horas, hematomas, sensación de calor local, crepitación  de la zona por el enfisema subcutáneo,  rojeces o eritema cutáneo que remitirán  generalmente en  poco  tiempo  sin  necesidad  de  ser tratados.

La posibilidad de aparición  de hematomas depende también de la toma de algunos fármacos  por parte del paciente (por ejemplo, aspirina, ibuprofeno y otros anticoagulantes).

Siempre se ha de comunicar antes de cada sesión al médico, si ha tomado algún medicamento  o ha surgido alguna  enfermedad o circunstancia nueva   diferente a la informada durante la realización de la Historia Clínica  que pueda provocar algún tipo de complicación o efecto no deseado.

La carboxiterapia  en un tratamiento de fácil uso, bien tolerado  y seguro.

 

¿Cuándo no debe aplicarse o está contraindicada?

Epilepsia no controlada, insuficiencia cardíaca descompensada, antecedentes de embolia, ictus cerebral, insuficiencia renal y hepática,  hipertensión arterial no controlada, infección local, anemia severa, cáncer activo, uso de  algunos fármacos acetazolamida y diclofenamida, embarazo, precaución  en pacientes con coagulopatías.

 

¿Cuáles son los consejos  post tratamiento?

  • Después de la Técnica no se debe aplicar cremas y otro producto sin consultar al médico.
  • Hay una posibilidad  mínima de que aparezca pigmentación en la zona de inyección  sobre  todo  si  hay  exposición solar  o   rayos  UV  después  del  tratamiento.  En caso de exposición solar diaria  usar protector solar  FP50 .