fbpx
Necesito ir a Centro Médico de Nutrición. Especialistas en Dietas de Adelgazamiento en Albacete

Bueno, de siempre hemos pensado que ir a un centro de nutrición es para la gente que necesita una dieta y tiene que adelgazar.

Realmente la mayoría de la gente cree que sólo nos dedicamos a hacer dietas, y en parte algunos profesionales sólo hacen eso, pero en nuestro caso en particular, hacemos muchas cosas más aparte de eso, y de hecho,  como ya hablábamos en otro post, las dietas para adelgazar y ya no suelen ser nuestro método de trabajo. Es decir, un paciente que viene a nuestra consulta no viene solo a pesarse y darle una dieta. Viene a cambiar su estilo de vida por otro más saludable.

Hasta ahora y por esta creencia de adelgazar de la que hablábamos, muchos de los pacientes que acuden son mujeres que buscan una pérdida de peso, como si no fuera con los hombres el tema de pérdida de peso, porque no olvidemos que sea sólo un tema de estética, sino de salud.

Aun así, cada vez más, acuden también los hombres y pacientes con otro tipo de necesidades: Personas que tienen los valores de las analíticas alteradas, o que están tomando medicación para colesterol, tensión, azúcar…

La realidad es que tener colesterol no duele, ni molesta, es silencioso, pero eso no deja de ser perjudicial para la salud. Por ejemplo; el colesterol malo (LDL) en sangre, se va acumulando en las arterias y con los años, puede producir una obstrucción de la arteria (conocido como infarto), o que ése cúmulo de grasa se despegue y viaje hasta que llegue a una arteria o vena muy pequeña y la tapone (ictus)

Al igual, el azúcar elevado en sangre produce que el corazón tenga que latir mucho más rápido para poder eliminar todo ese exceso de azúcar, con el consecuente estrés para este y otros muchos órganos.

Por lo tanto, en este tipo de casos es de vital importancia que acudan y aprendan a comer, y ya no solo a evitar los alimentos que suben el colesterol o la tensión y ya.

Quién debe acudir a nuestra consulta

-Casos de sobrepeso leve/moderado.

La realidad es que no hace falta tener una obesidad para sufrir las consecuencias del exceso de peso; por ejemplo:

-Personas con dolor de rodillas, espalda, pies o cadera por el exceso de peso.

-Problemas de circulación o retorno venoso, varices…

-Cansancio en las actividades cotidianas o falta de ligereza al agacharse, jugar con los hijos…

Sobre todo porque como se ha dicho siempre, es mejor prevenir que curar. Y lo que hoy es un sobrepeso, mañana puede ir a peor si no le ponemos solución. Y como todo en esta vida, a comer se aprende, y en ningún colegio o instituto se enseña.

Otro grupo muy importante es toda la gente que no sabe planificar la semana, que va a salto de mata entre el trabajo, los hijos… y compra antes de comer lo que pille en algún supermercado. Todo esto se trabaja en la consulta, se enseña a:

-diferenciar por grupos de alimentos

– cómo hacer un plato saludable

-cómo hacer la lista de la compra en función a un menú planificado

– leer etiquetados para saber lo que compramos

Al final, como ves, lo menos importante es hacer una dieta, sino dar las herramientas al paciente para que aprenda a hacerlo y no necesite volver a ir a otra clínica a perder peso en un futuro.