fbpx

Cuando escuchamos  que alguien es vegano o vegetariano, en la mayoría de los casos se nos viene a la cabeza que el tipo de dieta que sigue esa persona no incluye carne ni pescado, pero la realidad es otra,  y es que el vegetarianismo y el veganismo es mucho más que eso, podría decirse que es un estilo de vida el cual cada día tiene un número más elevado de adeptos.

No significa únicamente que no coman carne ni pescado, sino que tienen una lucha común en defensa de los derechos de los animales, la NO explotación, la preocupación por el medio ambiente, y sobre todo cuando se trata de “veganos” no utilizan ningún producto procedente de animales, ya sean alimentos, cosméticos o ropa, entre otros.

Dentro de este mundo podemos distinguir varios tipos de alimentación según lo que se consuma, si la persona incluye en su dieta huevos y leche, estaríamos hablando de un OVO-LACTO-VEGETARIANO, si incluye solo leche hablaríamos de un LACTO-VEGETARIANO, y si por el contrario no consumiera ningún producto procedente de un animal hablaríamos de un VEGETARIANO ESTRICTO.  A diferencia de este último, si además de no consumir ningún producto animal, tampoco lo usase en cosmética y/o vestuario confeccionado con animales, estaríamos hablando de VEGANISMO.

Una vez que ya distinguimos los estilos de vida de los que hablamos, nos centraremos en las posibles consecuencias de estos tipos de alimentación si no se lleva un control exhaustivo de lo que se está consumiendo.

Hay muchos mitos con respecto a la alimentación vegana y vegetariana (déficits proteicos, en niños y embarazadas no es aconsejable esta alimentación, deficiencia de calcio, etc, etc) los cuales a lo largo de los años se han ido desmintiendo, llegando a la conclusión de que perfectamente podemos llevar una alimentación vegetal sin ningún riesgo para la salud, eso sí, si no se conocen bien las características de los alimentos es recomendable que nos pongamos en manos de profesionales.

Es importante destacar que cuando comenzamos una alimentación únicamente vegetal, es necesario que haya suplementación de cianocobalamina más conocida como vitamina B12. Ningún alimento vegetal contiene esta vitamina en activo  y su ausencia puede provocar  “anemia megaloblástica” que puede afectar directamente al sistema nervioso.

Si el tipo de alimentación que se sigue es ovo-lacto vegetariana, no tiene porqué ser necesaria la suplementación, ya que con la cantidad que proporcionan los lácteos y los huevos debe estar cubierta esa ausencia, aun así siempre es recomendable que sea un profesional el que considere si es o no suficiente la cantidad de B12 que se está incluyendo en la dieta.

Según podemos ver, este tipo de alimentaciones restringe una gran variedad de alimentos los cuales estamos muy acostumbrados a consumir, aun así, hay un % muy elevado de vegetarianos con sobrepeso.  No es lo normal pensar que alguien con este tipo de nutrición pueda llegar a encontrarse por encima del peso recomendado, pero lo cierto es que hay personas que abusan de productos  vegetales de mala calidad nutricional y con muchas calorías concentradas en ellos. Las causas más frecuentes con las que nos encontramos son:

  • El consumo excesivo de frituras.
  • Escoger zumos o leches vegetales como consumo habitual.
  • Consumo de productos procesados o ultraprocesados.
  • Abuso de azúcares y/o azúcares refinados.
  • Vida poco activa o sedentaria.
  • El consumo de grandes cantidades de alimento.

Estos son varios de los motivos por los que no solo por llevar una alimentación basada en productos vegetales vamos a encontrarnos saludables y dentro de nuestro peso normal o ideal.

Para ser más eficiente a la hora de seguir una alimentación de este tipo, es muy importante llevar una buena planificación, cuantificar lo que comes y cómo lo comes, elegir dentro de las opciones que tengamos los alimentos más saciantes, evitar los refrescos o zumos con azúcares añadidos (incluyendo las leches vegetales), intenta elegir siempre los cereales vegetales y por supuesto muévete!, el ejercicio siempre es un pilar fundamental para tener una vida sana y encontrarnos bien.

En el centro médico Obest, te ayudaremos con tu alimentación vegetariana o vegana e intentaremos que saques el máximo partido a tus días. Ponte en contacto con nosotros!